Cámara Argentina de la Industria de Bebidas sin Alcohol
//Las ventas de gaseosas, jugos y aguas cayeron más de 11% en la pandemia

Las ventas de gaseosas, jugos y aguas cayeron más de 11% en la pandemia

Es uno de los rubros de mayores mermas dentro de todas las categorías de ventas minoristas.

Las ventas de las bebidas sin alcohol siguen registrando una fuerte caída a pesar de las nuevas medidas de flexibilización y la reapertura parcial de los locales gastronómicos.

En lo que va del año, esa baja acumula un 11,3%, según datos de la Cámara Argentina de la Industria de Bebidas Sin Alcohol, CADIBSA. Y se suma a la disminución interanual del 15% en las ventas que registró el rubro durante el 2019.

La entidad elabora estadísticas del volumen de ventas del sector de las empresas socias encargadas de producir gaseosas, aguas saborizadas, aguas con y sin gas, jugos, isotónicos y energizantes.

“Si bien durante el primer trimestre del año se observó una menor caída de volumen con relación al año anterior, a partir de la pandemia y del Aislamiento Social Preventivo Obligatorio declarado por el Gobierno, la industria de bebidas sin alcohol comenzó a registrar un disminución en sus volúmenes de ventas, que alcanzó en el segundo trimestre una caída de 23,8%”, según la entidad.

En el último trimestre (julio, agosto y septiembre), la tendencia de las ventas continuó, con una disminución de 9,4% en comparación al mismo período del año anterior. Con lo cual, la merma acumula el 11,3% en lo que va del año.

El consumo per cápita de bebidas sin alcohol viene en franco declive en los últimos años como resultado de la combinación de distintos factores. En primer término, la merma obedece a la disminución en el poder adquisitivo de los consumidores frente a la inflación. En especial, porque el rubro de alimentos y bebidas sin alcohol viene acusando aumentos de precios por encima del nivel general. Además, según CADIBSA, también influye en la retracción de las ventas “el impacto de la carga impositiva del sector de bebidas (49%) que termina afectando al precio de venta”, explica.

Las consultoras que relevan el consumo masivo vienen dando cuenta de las menores ventas de estos productos, que son más elásticos en la demanda. Según Scentia, por ejemplo, este rubro acumula hasta septiembre (último dato disponible) una caída interanual del 6,4%. En el noveno mes del año, las bebidas sin alcohol fueron menos buscadas en los autoservicios (chinos) y comercios de barrio (-9,8%) que en la cadenas de supermercados, donde bajaron 8,5%. A nivel regional, la merma más importante se dio en el AMBA (-9,3%) y en menor medida en el interior del país, donde la caída de estas categorías promedió el 7,6%.

Según la cámara que agrupa a los fabricantes, las bebidas sin alcohol tiene como primer eslabón en la cadena de valor a los productores agropecuarios de 12 provincias, e incluye cientos de proveedores de insumos y miles de puntos de venta como supermercados, almacenes, pequeños autoservicios y kioscos, los que actualmente constituyen el principal canal de ventas del sector.

Fuente: Clarín
2021-02-18T12:26:52+00:004 noviembre, 2020|Categories: Blog|